La cocina blanca es una de las opciones más deseada por los clientes. Y la verdad es que el blanco siempre es una buena opción. Además, en Bastida Sukaldeak siempre intentamos responder a los necesidades de los clientes. En este caso, hemos puesto el lavavajillas a una altura no convencional para la comodidad de los clientes.

Esta opción da mucha amplitud y luminosidad al hogar. Es perfecta para las cocinas pequeñitas, pero como se puede apreciar en esta cocina, también queda estupenda en los hogares más espaciosos.

Por otra parte, los clientes necesitaban tener el lavavajillas a la altura de la rodilla, para que fuese más cómodo el trabajar en la cocina. Nos hemos amoldado a sus necesidades.

Ver más proyectos

Proyectos relacionados